viernes, 28 de marzo de 2014

Rastreando

Dicen que no hay domingo sin paella. Para mí no hay domingo sin rastro.

Todos los fines de semana intento ir, es algo que me viene de familía, cuando era pequeña iba con mi padre en busca de enganches para lámparas bisagras de muebles y demás artilúgios que yo no entendía para que servían. Ahora, como todo se hereda, voy sola.

Me encanta dar vueltas en busca de tesoros entre las miles de cosas que hay y volver a casa con mis hallazgos para buscarles su sitio perfecto. Antiguedades, discos, tebeos, objetos retro de los años 60 y 50, cosas freaks que tanto me gustan. Además el ambiente es de los más variado y divertido. Vamos que no te aburres!

Estos son algunas de mis compras.

Este cuadro con paisaje de piratas está hecho con corcho, y en 3D, todo un currazo. Lo mejor la señora que me lo vendió, tenía un arte que no veas!


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario