miércoles, 13 de agosto de 2014

Peggy Sue se casó

Los photocalls se han convertido en un elemento casi imprescindible en una boda. 
Se pueden confeccionar con mil y una temáticas y de mil y una maneras. Desde muy económicos con materiales y accesorios donde hay que poner en marcha la imaginación y la creatividad. O bien encargar tu photocall a un diseñador que haga realidad tu idea.
De una manera u otra son muy divertidos y dan mucho juego, además de fotos que quedarán para siempre como recuerdo en el albúm de tu boda.
Aquí os dejo uno que hice con El taller de Clo al más puro estilo americano de los 50.
Con solo unos displays, unas divertidas frases en bocadillos y unos accesorios acordes a la temática ya tienes tu photocall.
La diversión esta servida!


 







No hay comentarios:

Publicar un comentario